¿Qué puede hacer la psicología con el dolor crónico?

El dolor es una advertencia de nuestro cuerpo que nos indica que algo no está bien. Pero ¿qué sucede cuando tras haber realizado las recomendaciones médicas el dolor persiste? La vida puede volverse una amenaza para la persona que lo padece. Las actividades del día a día se plantearán casi como un sufrimiento y se puede llegar a ver el futuro con desesperanza. Esta sensación de estar a merced del dolor como si se fuera una hoja al viento es altamente dañina para la autoestima de quien lo padece. Aunque bien es cierto que el grado de incapacidad del dolor crónico depende de la situación de cada persona. No obstante, independientemente del grado de autonomía y funcionalidad que se experimente, la situación suele vivirse como limitante y frustrante.

En términos generales, según los expertos se entiende que hay dolor crónico cuando este se prolonga durante más de seis meses y no se alivia con tratamientos médicos ni quirúrgicos. Y aunque existe medicación para aliviar la sintomatología, la psicoterapia también puede ser de gran ayuda en estos casos.

Al margen del alivio y los efectos prácticos en el día a día, trabajar desde la aceptación y el empoderamiento de la persona desde la psicología, puede reforzar y aumentar la sensación de “control sobre la propia vida”.images

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s