Dolor crónico: la enfermedad invisible

images (2)Cuando sentimos dolor, el proceso para eliminarlo o al menos aliviarlo parece sencillo: acudimos al médico, nos indica el tratamiento adecuado y el dolor desaparece. Pero no siempre es así. Uno de los grandes desafíos para las distintas disciplinas médicas es el dolor crónico. ¿Qué sucede cuándo nada alivia?, ¿cómo controlar algo tan desordenado y agotador como el dolor constante?

La persona que sufre dolor crónico siente como si miles de agujas estuvieran clavadas en su cuerpo de manera constante, afectándola esta situación no solo a nivel físico, sino también a nivel emocional, cognitivo y relacional. Así, el estrés continuo al que la persona está sometida junto a los impedimentos que el dolor crónico le produce hará que en determinados momentos sus concepciones sobre el mundo y la vida se tambaleen, junto a sus relaciones.

“Hay dolores que matan: pero los hay más crueles, los que nos dejan la vida sin permitirnos jamás gozar de ellas.”

– Antonie L. Apollinarie Fée –

Esta situación no solo será difícil para la persona que tiene dolor crónico,  las personas allegadas como sus familiares y amigos también experimentarán cierta dificultad, sobre todo cuando el desconocimiento, la incomprensión o el agotamiento toman las riendas. Ya que al haber conocido distintos tipos de dolor a lo largo de sus vidas creen tener la capacidad de empatizar. Sin embargo, al ser algo tan subjetivo y dependiente de las propias sensaciones es muy difícil que logren ponerse en la piel de la persona que lo sufre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s